MASA

Author

6 minutos
MASA
Tenemos el agrado de contar con la colaboración del ingeniero, escritor y profesor emérito Erwin Reizes, quién nos comparte el siguiente artículo.

Por Erwin Reizes 1


El sistema biológico “MASA” humana, carece de la estructura y de las funciones psíquicas humanas, formadoras de lo que Freud llamó Ello, Yo y Superyo, particular del ser humano individual. Por ello carece de RAZÓN, CONCIENCIA y sus derivados MORAL, CIENCIA y, en general, de reconocimiento de la REALIDAD.

Por lo tanto, su comportamiento depende totalmente de pulsiones inducidas por guías momentáneas que pueden ser archivadas en las conciencias individuales y producir comportamientos irracionales, inconscientes y amorales o sus opuestos positivos, según la calidad de aquellas. cerrando un ciclo en una nueva masificación, Lo ineludible es que el comportamiento de la masa, en una acción autónoma momentánea, es, de nuevo, meramente pulsional.

Si se me permite una alegoría, diría que la masa, en la taxonomía de la fauna, ocuparía un taxón a la altura de la especie Pitbull, dependiente totalmente del amo si se convierte en feroz asesino o amable acompañante.

Me asalta la imagen de toda la estructura social y toda la historia humana, frutos de la ineludible masificación y siento la estrechez y la levedad del Bien y la terrible extensión y gravedad del Mal que acosa y conmueve, más o menos, según el momento histórico que atraviesa la humanidad, o aquella parte de ella que el individuo que lo piensa ha logrado y quiere saber.

Nuestra sociedad actúa a posteriori, corre detrás de los hechos, impulsada por el principio de placer, convertido en social "de la mano invisible" o del "laisser fair, laissez passer, le monde va par lui même"…

Como dije más arriba, ello es propio de las especies inferiores, obligadas al "carpe diem" de su restringida capacidad intelectual individual, a diferencia de la humana, que es anticipatoria, proyectiva, que, en su evolución, ha sabido trasladar la teleonomía, invariancia y autonomía morfogenética de la substancia biológica, primero a su estructura mental conciente, subconciente e inconciente, a sus funciones mentales individuales, en su ello, yo y superyo y, segundo, como condición de supervivencia de la especie, ha sabido trasladarlo a la sociedad en su función Cultura, cognitiva, estética y moral

Aquellos principios liberal-capitalistas obligan a la sociedad a la barbarie social, restringiendo la función cultural al individuo, negándola a la sociedad, al mutilarle su capacidad proyectiva, su Administración teleonómica y praxeológica. Eficaz y eficiente.

Pero, mucho antes de imponerse estos principios a las masas, desde los albores de la historia humana, el individuo ha sido inducido a creer exterior al potencial vital que lo crea, forma y que determina su ser físico y mental. La parte inconsciente de su sistema mental, ha sido manipulada, durante su período maleable infantil y durante milenios, a creer que el poder moral que impulsa y determina su comportamiento es exterior a él mismo, lo que permite la manipulación de sacerdotes, profetas, políticos, gurúes, sustituyendo a los educadores, entendiendo este término como aquél sistema social que lleva al potencial cognitivo, afectivo y somático de cada individuo, desde su nacimiento hasta su muerte, al más alto grado de desarrollo que le es inherente por herencia, adaptando su entorno a este potencial existente durante su vida.

La cosmovisión que determina uno u otro de los comportamientos, que llamaré "pulsional" y "educacional" respectivamente, determina a su vez la escala de valores morales uno y otro de los regímenes socio-económicos y su formas de administrar, gobernar y gestionar.

Uno: Sacedotal, monárquico, autocrático-dictatorial, liberal-capitalista-pseudodemocrático (con las masas olgarquicamente informadas y manejadasen el sentido explicado arriba).

El otro: Planificador a corto, mediano y largo plazo con modelos mundial-globales con vectores-metas de las variables sociales de la variedad requerida, adecuadas y adaptadas dinámicamente a las necesidades globales de la humanidad y de su entorno natural, en sistemas encajados a los niveles institucionales, sectoriales, gubernamentales , regionales y humano-globales , en grados de creciente agregación y en un proceso de administración periódico-adaptativo.

Este régimen, A CREARSE, con conocimientos YA EXISTENTES más que suficientes, no es calificable con ningún nombre existente, derivado de la experiencia pasada, tal como conocemos a los regímenes actuales o pasados.

Lo llamaré RÉGIMEN SOCIO-ECONÓMICO "SISTEMICO"

Es derivable de los conceptos de Sistema, Dinámica sistémica, Cibernética, específicamente y de todo el acervo de Ciencias económicas, sociológica, físico-química, biológica , psicológica, educacional, etc., etc., de la Ciencia que la humanidad ya conoce o está en curso de conocer.

La posibilidad de la construcción de tal sistema social la dio la vuelta de tuerca esencial que dio el pensamiento humano hace unos trescientos años, cuando adoptó el Principio de Objetividad como base de su conocimiento, su sabiduría y su afecto.

Pero, los sistemas sociales REALES, DERIVADOS DE LOS PARADIGMAS EXISTENTES, no han adaptado este principio y los resultados están a la vista, aunque casi todos lo usan parcialmente, aumentando la eficacia y eficiencia de ciertos subsistemas, acelerando su rumbo al desastre, AL PASAR LOS LÍMITES DE SU POSIBLE CRECIMIENTO EN SU ENTORNO NATURAL.


 

[1] - Ingeniería distingue como profesor emérito a Erwin Reizes